Cuanta belleza traes sin saberlo.

Mis sentidos ya acostumbrados a lo mismo de cada día, no esperaron nunca estremecerse con un alma de esas que se hallan casi extintas en este cruel y temerario mundo. Sus sencillos aspectos jamás te darían por advertido, que, al entrar en contacto con sus ojos y su cuerpo, estos tuvieran el poder de sumergirte en un lugar tan mágico donde todo pareciera posible, la piel te hace erizar sin tan siquiera ponerte un dedo encima, y su mirada te transporta a un estado de paz y tranquilidad. Estoy segura que nadie sabía de su verdadera existencia, vivía en penumbra y sin saber de creer o no en su autenticidad, pero hasta hace poco tuve la fortuna de reconocer su alma, esa esencia que lo hace único en su especie, cuan grandioso resulta ahora, saber que aquello que parecía un mito, se ha convertido en realidad y que aquel ser inalcanzable con el que había soñado tantas veces, ahora es mi prioridad, una prioridad que quiero conservar.

2 comentarios sobre “Cuanta belleza traes sin saberlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s