Asumiendo realidades.

A veces el silencio es tu mejor aliado, te enseña a curar desde la profundidad de tu alma. Cuando no hallas las respuestas que alivian tu dolor, solo queda tratar de entender que es lo que realmente pasa por la mente de aquella persona, idealizas los pasos que recorre ahora, los sitios que frecuenta y las nuevas personas que van entrando en su vida, la realidad te tortura mostrándote que Él, ahora está mucho mejor sin ti, resulta increíble lo rápido que fue para el superar todo. Su amor nunca fue mío, lo supe justo en el momento en que vi que otra mujer recibía las mismas palabras que usaba conmigo, aquellas que un día sentí tan mías y que ahora solo hacen parte de un libreto bien aprendido digno de un actor estelar.   Ahora entiendo que el amor que proclamó jamás fue verdadero, nunca existió; en este punto ya no importa nada; recuerdo, sonrió y agradezco al tiempo por lo que paso, la vida no se equivoca, te golpea, pero te enseña, y eso hay que entenderlo. Si es feliz ahora, deseo que lo siga siendo siempre, no hay rencores, y si algún día el destino volviera a cruzarnos, juro por Dios hacer como si nunca lo hubiera conocido.

4 comentarios sobre “Asumiendo realidades.

Responder a Pippo Bunorrotri Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s